La tercera jornada ha resultado muy accidentada y dura, disputada entre La Rioja y Fiambalá, contaba con un tramo especial de 182 km., que podrían, a primera vista, ser una etapa corta, pero que resultó un infierno para algún corredor. Se pasaba de la tierra, de la etapa anterior, a la arena, con una zona de 30 km. de dunas de arena blanca.
Los españoles han salido mal parados. En coches, Nani Roma, después del accidente de ayer, hoy, en el kilómetro 95 se cayó en un agujero, y aunque él y su copiloto salieron ilesos, no fue así para el coche, y tuvieron que esperar por las asistencias. Ganó la etapa Stéphane Peterhansel, segundo Carlos Sainz a 5´44´´, que deshidratado necesitó en meta asistencia médica, y tercero Al-Attiyah a 10´01´´. La general ha quedado como la clasificación de la etapa.
En motos dominó Cyril Despres, que llegó a más de 10 minutos del segundo. Mar Coma, con problemas en la batería de su moto perdió 21´37´´ con respecto al ganador, entró en 9ª posición. Entre esto y la penalización del domingo se queda a 42 minutos en la general. Jordi Viladoms sufrió una caída, fue llevado a la zona de asistencia médica, pero no sufre lesiones graves.
Para hacerse una idea de lo que fue la etapa de hoy es muy interesante leer las declaraciones del vencedor en coches y del de motos.

Stéphane Peterhansel:
“Ha sido una buena jornada. Hemos partido en sexta posición y hemos llegado los primeros. No ha sido un día fácil, con una especial de pocos kilómetros. Había dunas blandas y unos fuera de pista bastante complicados, así como altas hierbas de camello, sin olvidar una gran subida arenosa, que nos ha costado superar incluso con la potencia de los coches de fábrica. No deshinchamos los neumáticos, porque se pasa con otra presión. En resumidas cuentas: un programa completito. También hemos visto a muchos motoristas parados. Las diferencias hoy han quedado marcadas desde el inicio, puesto que algunos pilotos se han perdido y nosotros hemos tomado buenas decisiones en navegación. Luego, solo quedaba atacar sin piedad. Por el momento, no me interesan las victorias de etapa. Lo que me interesa es ganar en la general. Hoy hemos asentado un buen cimiento. Ya veremos que pasa a continuación”.

Cyril Despres:
“Es una de esas etapas en las que sales por la mañana y te dices, ‘bueno, son 180 km, va a ser fácil, enseguida llegaremos al vivac’. Pero no. Hemos pasado 3 horas lidiando con la moto. Ha sido una auténtica etapa africana: dura desde el punto de vista físico con el calor, con dunas muy blandas y teniendo que gestionar cuestiones mecánicas. La moto ha sufrido un poco durante la primera parte, así que he tenido que proteger un poco el motor. He intentado correr con calma los últimos 80 kilómetros. Pero no era fácil… He visto a Marc Coma parado y me he detenido junto a él. He tenido cuidado de que la moto no calara, porque no estaba seguro de que volviera a arrancar. Pero el ruido que hacía su motor no era nada bueno. La verdad es que ha sido una jornada complicada.”