Hoy es un día de luto para el deporte, una triste noticia ennegrece la actualidad deportiva. María de Villota, la primera mujer española de Fórmula 1, ha aparecido muerta en su habitación, en el hotel de Sevilla donde se encontraba. Se disponía a participar, en la ciudad española, en un congreso: “Lo que de verdad importa”.

La deportista de 33 años era muy popular, primero por ser hija de otro piloto de Fórmula 1, Emilio de Villota. Pero sobre todo por ser la primera mujer española en dedicarse de forma profesional a la competición en Fórmula 1. Estuvo en la escudería Lotus Renault, y ahora sería el piloto de pruebas del equipo Marussia. 
Pero todavía alcanzó más fama debido a un terrible accidente en 2012, que estuvo a punto de costarle la vida. Se recuperó, pero perdió un ojo, y ya era habitual verla en sus apariciones públicas con un parche. Pero lo que nos ha quedado grabado, ha sido su eterna sonrisa en su rostro. Radiaba vitalidad y alegría en todo momento. 
El lunes próximo presentaba su libro: “La vida es un regalo”. Nuestro más sentido pésame a toda su familia, amigos y conocidos.