Los Ángeles Lakers han conseguido la victoria en el séptimo y último partido de la serie final ante los Boston Celtics (83-79), por lo que consiguen, por segundo año consecutivo, el título de la NBA. Jugado en el Staples Center ante 19.000 espectadores.
Ha sido una serie igualadísima y espectacular, en que la victoria final pudo ser para cualquiera de los dos equipos. El último partido fue dominado por los de Boston,  en el que llegaron a ir ganando de 13 puntos, pero en el último cuarto, en vez de rematar a los angelinos, se relajaron, y dejaron que se acercaran en el marcador. Relajación relativa, pues fue un partido durísimo, con férreas defensas. 
En el último cuarto apareció la garra de Pau, que contagió a sus compañeros. Sobre él cometieron muchas faltas personales que supo transformarlas en puntos. El español consiguió 19 puntos y 18 rebotes valiosísimos. Kobe Bryant, MVP de la final, hizo 23 puntos y 15 rebotes. Puede que fuera el mejor de la serie, pero no ha sido el mejor del último partido. Él mismo declaró que sin Pau nunca habrían ganado la fianal. El mejor de los Boston Celtics fue Paul Pierce con 18 puntos y 10 rebotes.
El equipo de los Lakers revalida el título y Gasol consigue su segundo anillo, continúa haciendo historia en el basket español. Pero el que está batiendo todos los récords es su entrenador, Phil Jackson, que para él es su título número 11. Los jugadores Kobe Bryant y Derek Fisher tienen ya su quinto anillo.