Esto es lo que sucede cuando aficionados (con la ayuda de un trampolín) intentan imitar a las estrellas de la NBA. Se trataba de un concurso en un descanso de un partido de los Portland Trail Blazers.