Alberto Contador tras ganar el Tour 2010
La UCI, Unión Ciclista Internacional, ha pedido a la Federación española de ciclismo que abra un procedimiento disciplinario por dopaje contra Alberto Contador. La UCI y la Asociación Mundial Antidopaje le habían comunicado al ciclista español su positivo por clembuterol el 24 de agosto, suspendiéndolo cautelarmente. Desde entonces, el tricampeón del Tour de Francia tiene su futuro en el aire.
El presidente de la federación, Juan Carlos Castaño, ya ha dicho que espera que el caso se resuelva a favor de Contador, pero también ha dejado claro que no recibirá trato de favor.
Ahora la UCI pasará el dossier con su informe a la Federación, ésta abrirá un procedimiento disciplinario y será el Comité de Competición de la federación el que decida si se sanciona a Contador. Este Comité será el encargado de abrir expediente, analizar la documentación recibida, solicitará al ciclista las pruebas para su defensa y procederá a la instrucción de dicho expediente. El plazo máximo para la resolución es de tres meses. Puede que la investigación pruebe su inocencia, que se le amoneste solamente, o que haya alguna sanción, que puede ir hasta los dos años. Si hay sanción por corta que sea, a Alberto Contador se le despojará de su victoria en el último Tour.
Se espera que el Comité de la Federación no sancione al corredor, pero la UCI y la Agencia Mundial Antidopaje pueden recurrir ante el Tribunal de Justicia Deportiva, entonces será éste quien decida.
Hay que hacer referencia al luxemburgués Andy Schleck, segundo clasificado en el Tour, que sobre el tema ha comentado:

“Para mí Contador siempre será el ganador del Tour 2010″

El que poco está ayudando es Biarne Riis, ganador del Tour de 1996 (el siguiente de los 5 consecutivos de Miguel Indurain) y director del Saxo Bank, actual equipo de Contador. Ha publicado, precisamente ahora su autobiografía, en la que afirma que se dopó durante su carrera ciclista, y que, en aquella época, era una práctica generalizada. “Para estar en la lucha por los mejores puestos y contratos, no había otro camino. Todos sentían que no había otra opción, yo también. Por eso no tenía ningún sentimiento de culpa”. Menos mal que ha tenido palabras de apoyo para su corredor: “Pienso que finalmente será absuelto. Creo en su inocencia y estoy convencido de que es un ciclista limpio”. 
Hay un precedente de otro deportista que salió absuelto de un caso similar, la acusación era también por una dosis mínima de clembuterol, y la defensa se basó en que había sido por ingesta. Se trataba del jugador  alemán de tenis de mesa Dimitri Ovtcharov. Pero por desgracia hay más casos de castigos, como el de Petacchi sancionado por un año, el atleta Jamal Chabti con tres años o la atleta española Josephine Onyia con unas características casi idénticas al caso Contador, que cumple una sanción de dos años.