Alberto Entrerríos

La selección española de balonmano ha empatado 24-24, contra Hungría, en el segundo partido de la primera fase del Campeonato Europeo, en partido jugado en Novi Sad, Serbia.

El empate se produjo de forma agónica en el último segundo de partido, cuando los colegiados alemanes, muy flojos en su trabajo, señalaron un penalti en contra de España. El húngaro Csazsar no falló, y consiguió un empate injusto, pues la última jugada no fue merecedora de la máxima pena.
De todas formas, España no jugó un buen partido en ataque. Anteriormente, venía de derrotar a la todapoderosa Francia, en los tres últimos años lo ganó todo, Olimpiadas, Europeo y Mundial, pero fueron doblegados por un 26-29. Habían dejado una sensación de que el pase estaba casi conseguido ante los húngaros, pero no ha sido así. Éstos jugaron muy bien, con unas circulaciones de balón endiabladas, dejando clara su calidad en este deporte.
España: Sierra; Víctor Tomás (1), Gurbindo (-), Romero (2p), Alberto Entrerríos (2), Ugalde (4) y Aginagalde (1) -equipo inicial- Hombrados (ps), Roberto García (1), Maqueda (1), Raúl Entrerríos (2), Sarmiento (1), Cañellas (6, 4p), Juanín García (1), Guardiola (2) y Morros (-)

Hungría: Mikler; Harsanyi (1), Mocsai (7), Laluska (-), Ilyes (2), Zubai (3) y Gergo Ivancsik (2) -equipo inicial- Fazekas (ps), Szollosi (1), Csaszar (7, 5p), Tamas Ivancsik (-), Putics (-), Krivokapic (-), Kornel Nagy (-), Schuch (1) y Ancsin (-)

Marcador cada cinco minutos: 2-0, 5-2, 6-6, 9-10, 10-10 y 11-12 (Descanso) 13-13, 14-15, 16-16, 19-19, 23-21 y 24-24 (Final)

Árbitros: Geipel y Helbig (GER). Expulsaron por tres exclusiones al jugador de Hungría Balazs Laluska (m.46). Además excluyeron por dos minutos a Ilyes y Schuch por Hungría.

Ahora, le queda a España, jugársela ante Rusia, el viernes 20, a las 18:15 h. Si España pierde por más de 4 goles, y Francia y Hungría empatan, los nuestros se vuelven para casa. Es difícil esta situación, pero no hay que olvidad que Rusia, también, necesita la victoria para clasificarse.