En el verano de 2010 Reebok revolucionaba el mercado de las zapatillas de running con su nuevo modelo que empleaba el sistema de amortiguación ZigTech. Hasta un 20% reduce el cansancio y la tensión en los músculos, por lo que podemos entrenar con menos cansancio y más intensidad, aumentando nuestro rendimiento en las carreras, y evitando las temibles lesiones.

 

Es muy fácil distinguirlas gracias a su suela en forma de ondas, esta suela funciona como un muelle, transmitiendo eficazmente la energía.