Joaquim Rodríguez, Rui Costa y Alejandro Valverde
El portugués Rui Costa se ha proclamado campeón del mundo de ciclismo en ruta, en un apretado mano a mano con Joaquim “Purito” Rodríguez, que fue medalla plata. A 16 segundos se jugaban el bronce Alejandro Valverde y el italiano Vicenzo Níbali, aquí la victoria en el sprint fue para el español.
Cuando todos presagíabamos otro doblete español, al estilo de Olano e Indurain en 1993 o de Astarloa y Valverde en 2003, esta año no ha podido ser. Y eso que era el 2013, pero cuando todo pintaba bien para el equipo español, que llegaba con dos corredores en un grupo de cuatro, en los últimos kilómetros no han podido conseguir el título, pero sí unas dos meritorias medallas.
Realizado el corte con los tres del podio y el italiano Vicenzo Níbali, pues el quinto integrante del grupo, Rigoberto Urán se caía en la última bajada, la táctica española se basó en ataques de Purito Rodríguez. A estos ataques respondía con efectividad Níbali, llevando pegado a su rueda a Valverde, todo el tiempo cerraba el grupo Rui Costa. Pero como el italiano no podía estar a todas, llegaban los dos últimos kilómetros y el bueno de Joaquim se iba solo hacia la meta. Atrás saltó tras él R. Costa, para Níbali ya era demasiado, y esperó que a buena lógica lo siguiera Valverde, compañero del portugués en el Movistar, pues el español era el más rápido en el sprint final. Valverde se quedó con el italiano, propiciando que Rui Costa alcanzara a un cansado Purito a escasos metros para el final. Aunque el español le disputó un apretado sprint, no pudo ser, la mayor entereza del que venía atrás le dió el título mundial. Valverde le ganó sin dificultad la medalla de bronce a Níbali.
Los dos favoritos cumplieron, pues estuvieron en las medallas, pero el gusto fue agridulce, y más para Joaquim que acabó llorando. Fue un gran éxito del ciclismo español, pero podía haber sido total si la estrategia fuera el oro, y no jugarse las medallas por parejas. Destacar la garra y la fuerza que demostró Níbali sin recompensa final, y teniendo en cuenta que se había caído dos veces durante el recorrido. Es curioso el dato que los tres que se han subido al podio eran compañeros en el Caisse d´Epargne.