Guía zapatillas de padel

Antes de realizar tu compra de zapatillas para padel es necesario tener unos conceptos básicos de este complemento deportivo para una correcta elección.

Sería un error pensar que es un elemento más de la equipación, ni mucho más lejos, no es uno más, es el más importante. No cualquier calzado deportivo es apto para practicar este deporte.

Desde aquí te vamos a explicar en qué aspectos debes fijarte a la hora de elegir tu zapatilla. No solo la estética, que es lo primero que nos seduce del calzado, también tendremos en cuenta la amortiguación, el peso, la comodidad o la transpirabilidad.

UNA SUELA CON BUEN AGARRE

Es muy importante darle importancia al tema de la suela, dependiendo del pavimento donde vayamos a jugar normalmente, césped artificial, hormigón, resina, madera o cemento, debemos elegir una suela que no nos haga resbalar, pero que no nos deje clavados, debido al algo riesgo de lesión que esto conlleva, es decir, un buen agarre pero que deje deslizar algo.

En la actualidad ya hay varios tipos de suela que nos ofrecen los distintos fabricantes, pero sin duda la suela de espiga, o clay, es una de las mejores. La podemos ver en las zapatillas de padel Asics, marca que inicialmente las sacó al mercado. El nombre, de espiga, le viene por esa forma en curva angulada que muestran, es una suela muy fiable y con una gran durabilidad.

 

BUSCA LA COMODIDAD

Si esto se lo exigimos a cualquier calzado, al que vamos a llevar puesto durante horas y condiciones de competición, esta característica se hace esencial. Evitaremos lesiones y ganaremos en calidad de juego. Cuando estés buscando la talla correcta, y si tienes dudas, elige media talla más de la que comprarías para andar o correr, los movimientos en padel no son los mismos que en un desplazamiento normal.

Hay que prestar atención a las costuras, muchas veces causantes de molestias al jugar, al producir rozaduras. Las zapatillas de  alta gama ya no suelen traer costuras en todo el upper, realizan la unión con termosellado. Así resulta un modelo más flexible y transpirable, más cómodo, el material es más fino y se adapta mejor al pie.

Hay que encontrar la horma adecuada, hay jugadores que les gusta jugar “un poco apretados” y otros que prefieren amplitud en el pie. Debes tener en cuenta la forma de tu pie, y saber que una horma ancha puede dar una aparente comodidad, pero al final el pie “bailará” dentro de la zapatilla, y por contra, no es aconsejable que se sufra una presión en exceso. Busca una zapatilla cómoda, que te ofrezca un equilibrio entre amplitud y ajuste.

Otro equilibrio que se debe buscar, es el del peso, que sea ligera pero con la suficiente dureza y robustez para que no se nos deshagan en un par de partidos. Este tipo de zapatillas necesitan refuerzos en la puntera y en las zonas laterales.

Precisamente, al llevar estos refuerzos, no solo penaliza a la hora de sumar peso, si no, también, en el ámbito de la transpiración. Pero hay que encontrar el modelo que tenga una equilibrada proporción entre durabilidad y transpiración idónea, ¡pies secos!, que nuestras zapas sean lo más impermeables posibles pero que dejen salir el sudor.

 

AMORTIGUA LOS GOLPES

El padel es un deporte con continuos saltos y giros, esto se traduce en continuos golpes para nuestras articulaciones, el arma para evitar estos ataques es una correcta amortiguación en nuestro calzado.

Los tobillos, y sobre todo las rodillas, son las que más sufrirán todas estas altas vibraciones y golpeos. Ya seas de poco o mucho peso, tus zapatillas deben tener una buena amortiguación para asumir el paso de las horas en la pista.

Las grandes marcas suelen tener su propio sistema de amortiguación, así Asics utiliza el gel, es una especie de líquido que se inyecta en el talón o en la zona de las almohadillas. Así, cada vez que realizamos un salto, este gel se encarga de absorber los impactos, y que lleguen a nuestras rodillas muy reducidos en su intensidad.

 

ALTO NIVEL DE SUJECCIÓN

Encuentra un alto nivel de sujección con una buena lengüeta que no te moleste, y unos cordones que no se aflojen. Los cordones siempre podrás cambiarlos, pero está bien ya partir con unos buenos.

La forma de atarlos también es importante, dependerá de la forma de tu pie. Aquí te dejamos un vídeo explicativo de cómo atarse los cordones de una zapatilla dependiendo si tienes pies anchos o estrechos.

 

CONSEJOS Y CUIDADOS PARA TUS ZAPATILLAS

Después de realizar tu compra toca cuidar ese nuevo tesoro que has adquirido, así podrás disfrutar por más tiempo y en las mejores condiciones de tus zapatillas de padel.

  • Con unas buenas zapatillas que siempre te han sentado genial, si ves que ya no estás cómodo, prueba a cambiarles las plantillas.
  • Limpia tus zapatillas. No las metas en la lavadora, estarías destrozando todas las características técnicas que veíamos anteriormente. Lávalas con agua y jabón, utilizando un paño para limpiar en todas las zonas.
  • Sécalas bien. Ya por si se han mojado o las has lavado, no las seques directamente en una fuente de calor, ni al sol. Lo ideal es al aire libre, si no puedes, introduce dentro hojas de periódico arrugadas para que ocupen todo el interior, absorverán la humedad.
  • Revisa el estado de tus zapatillas. Comprueba periódicamente el desgaste por el uso, y valora cambiarlas. Normalmente una zapatilla de running se debería dejar de utilizar a los 700-900 km, o después de un año. En padel es más dificil llevar un cómputo de los kilómetros realizados. Un síntoma de que hay que cambiarlas es cuando notamos que resbalan demasiado, y ya se ve un desgaste de la suela. Si juegas una media de 3 veces por semana, nos durarían unas de buena calidad unos 7 meses.

Si tienes dudas en las equivalencias de las tallas, aquí te dejo un conversor del sistema europeo, americano, inglés y su medida en cm.

Espero que esta guía te sirva de ayuda en tu futura compra, y que disfrutes de tus zapatillas de padel.