El portugués intentará conquistar una nueva Orejona como jugador de los red devils, un logro con el que sueña, pero que no va a resultar sencillo para el conjunto de Solskjaer.

Cristiano Ronaldo ha desembarcado este verano en el Manchester United con la clara intención de hacer grande de nuevo al cuadro de Old Trafford. Y ahí, en esa grandeza intentará compartir su sueño de conquistar una vez más juntos la Champions League.

A sus 36 años el portugués sigue siendo uno de los grandes artilleros de Europa. Consciente de ello, ha aterrizado en un equipo que ha mejorado mucho en los últimos cursos, que cuenta con grandes futbolistas en muchas de sus posiciones y en definitiva, que vuelve a estar cerca de los mejores títulos de cada temporada.

Allí coincide con hombres como Paul Pogba, Marcus Rashford, Jadon Sancho, Bruno Fernandes, Luke Shaw, Raphael Varane o Harry Maguire. Todos, a las órdenes de un Ole Gunnar Solskjaer que ha devuelto la tranquilidad al banquillo de Old Trafford.

A partir de ahí, es bien conocida el hambre de victoria y protagonismo de un Cristiano que ya sabe lo que es ganar una Orejona vestido de red devil, lo hizo en su anterior etapa, en la edición del 2007-2008, y que suma en su palmarés nada menos que cinco Champions, siendo el jugador en activo con más entorchados de este tipo.

Eso sí, como bien reflejan las apuestas en las competiciones UEFA, el United no es uno de los equipos favoritos, un papel que recae en manos del París Saint-Germain, y después en otros clubs como podrían ser el Manchester City, Bayern de Múnich o incluso el Chelsea, último campeón.

Sí que está entre los posibles aspirantes, aquellos equipos que de primeras no parecen los mejores, pero en ocasiones dan la sorpresa. De hecho, los dos últimos vencedores de la Champions, Bayern en la 2020 y Chelsea en la 2021, no aparecían entre los principales candidatos al inicio de la competición y durante la fase de grupos. Sin embargo, después fueron imponiéndose y avanzando rondas para alzarse como campeones.

¿Su última bala?

Esta es posiblemente la última oportunidad para un Cristiano que en el caso de sumar una nueva Orejona a su palmarés, conseguirá igualarse con el máximo vencedor de todos los tiempos en la competición, el español Paco Gente, que con seis coronas ostenta el récord absoluto.

Además, así conseguiría quitarse de la cabeza el fiasco que ha supuesto sus tres temporadas en la Juventus en lo relacionado con ese campeonato. Malos números que dejaban siempre a lo italianos lejos de la pugna por la Champions, a pesar de contar con su máximo goleador histórico, un Cristiano que en sus 23 encuentros con los turineses anotó nada menos que 14 dianas, insuficientes, eso sí, para evitar sus tres prematuras eliminaciones.