Se ha disputado la 4ª etapa del rally Dakar y se ha pasado de Argentina (Fiambalá) a Chile (Copiapó), atravesando los Andes, y adentrándose en el desierto de Atacama, ya en territorio chileno, donde se disputó la especial cronometrada sobre 203 kim.
En motos, el actual campeón Marc Coma, salía con todo perdido, más de 40 minutos lo separaban del primer puesto, tiempo acumulado por una sanción y por problemas mecánicos en la etapa de ayer. Pero hoy ha conseguido su novena victoria en el Dakar, con lo que sube al sexto lugar en la general, pero todavía a 38:50 de Cyril Despres, que ha sido tercero en la etapa.

Al finalizar Coma realizó las siguientes declaraciones: “Ha sido una jornada importante, después de los malos resultados y la mala suerte. Hemos retomado las buenas costumbres y vamos por buen camino. Estoy contento con el resultado. Anima al equipo, después de los días difíciles que hemos pasado”. “Era importante cambiar la dinámica que llevábamos. Todos estábamos un poco bajos de moral con la baja de (Jordi) Viladoms, mis problemas mecánicos, la penalización… eran muchas cosas en contra”. “Parece ser que le hemos dado la vuelta un poquito a la situación y vamos a disfrutar del rally. Queda toda la carrera prácticamente y a ver si van pasando cosas y podemos aprovechar. No vamos a bajar la guardia hasta el final”.
En coches estuvo muy apretada la etapa, Robby Gordon ganó por un segundo a Stéphane Peterhansel, el gran favorito. Al Attiyah fue tercero a 2 minutos y 26 segundos, y Carlos Sainz cuarto a 3´4´´. Con esto el español se consolida en la segunda posición de la general, aunque el francés Peterhansel ya le saca 7 minutos y 36 segundos. Carlos Sainz comentó que habían perdido tiempo pues en un tramo del recorrido pensando (él y su copiloto Lucas Cruz) que estaban perdidos dieron marcha atrás, y en otro tramo de piedras fueron lentos por temor a un pinchazo.