El Atlético de Madrid lo ha conseguido 48 años después, se ha hecho con un título europeo, la Europa League (antigua Copa UEFA). Ha vencido al Fulham inglés por 2-1, y con un claro héroe el “uruguayo” Diego Forlán, que inaguró el marcador en el minuto 31, y lo cerró, de forma brillante, cuando faltaban 4 minutos para el fin de la prórroga. Pero no sólo ha sido el salvador de la final, sino que también marcó contra el Galatasaray, el Valencia y el Liverpool.
El técnico del club, Quique Sánchez Flores, ya había dicho que estaba ante el partido más importante de su carrera, al final del encuentro declaró: “El mérito es de los jugadores que han sido capaces de revertir una situación complicada. La temporada ha sido muy dura y este momento supone un gran emoción. Sentimiento, emoción, son muchas cosas las que se juntan tras conseguir este título”.
El miércoles fue una jornada de fiesta, comenzaron con la ofrenda en la Catedral de la Almudena. La caravana colchonera comenzó su recorrido en el estadio Vicente Calderón, siguió una recepción en el ayuntamiento de Madrid, para terminar en la mítica Neptuno.
La celebración en la fuente de Neptuno fue tremenda, después del partido ya se habían reunido 50.000 aficionados, pero esta tarde quisieron estar junto a los jugadores cientos de miles. Y todavía les queda la final de la Copa del Rey el 19 de mayo, el rival será el Sevilla.