Alberto Contador es el vencedor virtual de la 97ª edición del Tour de Francia, a falta de la última etapa con final en París. Logra así su tercer tour, después de haber ganado en 2007 y 2009.

En la contrarreloj disputada entre Burdeos y Pauillac de 52 km. logró aventajar a su directo rival Andy Schleck en 31 segundos, escasa diferencia, que en un principio se pensaba que iba a ser más amplia. Pero suficiente para hacerse con la victoria final, que añadiendo los 8 segundos que los separaban, consigue el primer puesto por 39 segundos. Aunque al comienzo de la prueba las cosas pintaban muy feas para Contador, que escuchaba como desde el coche del equipo le comunicaban que Schleck se ponía a tan sólo a 2 segundos en la clasificación general. Pero a medida que transcurrían los kilómetros de la contrarreloj el luxemburgués no pudo dar continuidad al ritmo tan fuerte que demostró al comienzo. Palabras de Alberto nada más bajarse de la bicicleta: “Todavía no me hago a la idea, no puedo expresar con palabras lo contento que estoy. Lo he pasado muy mal. Me han dicho que sólo tenía dos segundos de margen y me han llegado a decir también que estaba a cinco de Schleck. No sé qué será verdad y qué no pero he sufrido muchísimo”.

No tuvo suerte el otro español, Samuel Sánchez, que salía para defender la tercera plaza y un puesto en el podium de los Campos Elíseos, que le fue arrebatado por el ruso Denis Menchov, que al final ha quedado a una diferencia de 1 minuto y 39 segundos.

La etapa contrarreloj fue ganada por Fabian Cancellara, con un tiempo de 1:00:56 en 52 km.

Lamentablemente la polémica no ha terminado en este Tour. Carlos Sastre, vencedor en 2008, ha declarado que en la subida al Tourmalet tuvo que sufrir insultos de seguidores del Euskaltel Euskadi, por no haber esperado cuando cayó Samuel Sánchez en el principio de la etapa, y él ya tenía previsto saltar del pelotón.
Carlos Sastre: “Después de 120 kilómetros escapado que te digan hijo de p… y te medio escupa un sector de gente que no tiene ni escrúpulos ni sentimientos y me duele”. “Ni iba por Contador ni por nadie especial. Que cada uno se lo tome como quiera. Hay mucho niñato por ahí. Este es el ciclismo que tenemos, pues adelante. Yo estoy muy orgulloso de cómo corrí ese día. Sólo me faltó un poco más de compañía para llegar más arriba. Sé que soy problemático. Quería felicitar al ganador pero no sé cómo se felicita a este tipo de ganadores”. “Hoy, por ejemplo, en plena etapa ha pinchado Óscar Freire y nadie le ha esperado. ¿Y qué decimos ahora?”.
Le han hecho una entrevista a un gran campeón, ésta es la opinión de Federico Martín Bahamontes, primer español en vencer en el Tour de Francia. Por supuesto está en contra de los comportamientos de algunos de los ciclistas actuales, que esperan a sus rivales y les ceden la victoria en la meta, dándose luego un abrazo. Él dice que en sus tiempos atacaba desde abajo y el que tuviera narices que lo siguiera, que aprovechaban cualquier situación para dar un estacazo y descolgar al otro. Cuando le preguntan por Charly Gaul dice que se llevaban a matar, era su enemigo, y no le cedía ni un centímetro en carrera. Lo contrario “es una burla al aficionado”. 
Vencedor del Tour 1959