La Federación Española de Ciclismo ha propuesto un año de sanción para Alberto Contador por su posible caso de dopaje por clembuterol. Como se había anunciado a principios de noviembre, la UCI había pedido a la federación española que abriera un expediente disciplinario al ciclista español. Así el comité de control ha propuesto un año de sanción, contado a partir del 24 de agosto de 2010, fecha en que se le comunicó al corredor el positivo en dopaje, y, además, se quedaría sin su tercer Tour de Francia en su historial.
Resultado, ni inocente, pues ha sido sancionado, ni culpable, pues la suspensión sería por dos años y multa del 70% del sueldo del deportista, unos 3,1 millones. Ahora toca mover ficha a ambas partes, por un lado se puede esperar que Contador presente alegaciones, tiene un plazo de 10 días. De momento tiene prevista dar una rueda de prensa, mañana en Mallorca, lugar donde está realizando la pretemporada junto a su equipo, Saxo Bank. Por otro lado está la UCI y la AMA, que a buen seguro presentarán reclamación, y pedirán los dos años de sanción estipulados.
Alberto Contador, si se confirma la suspensión por solo un año, no podrá disputar el Giro de Italia ni el Tour de Francia, y como este año se ha adelantado unos días, al 20 de agosto, el inicio de la Vuelta a España, tampoco estará en la ronda española.