El campeón olímpico Samuel Wanjiru ha muerto tras caer desde el balcón de su casa en Kenia, presentaba varias heridas internas y el craneo fracturado. La policía trata de aclarar como sucedió la caída. El motivo ha sido la llegada de su esposa al domicilio cuando Wanjiru se encontraba en la casa con otra mujer, parece ser que su mujer se marchó cerrando la puerta, con lo que el atleta saltó por la terraza, no se sabe todavía si saltó para suicidarse o para perseguir a su esposa.
Wanjiru arrastraba problemas conyugales, en diciembre pasado fue acusado por su mujer por haberla amenazado de muerte, aunque posteriormente retiró la acusación. También estaba acusado por posesión ilegal de armas.
El primer ministro keniata lamentaba la muerte de este gran atleta:

“El fallecimiento de Wanjiru no es sólo una pérdida para su familia y amigos sino también para toda Kenia y para el mundo del atletismo. Como una nación atlética, estamos deseando tener una buena actuación en los Juegos Olímpicos de Londres el año que viene. Wanjiru era una de nuestras apuestas seguras para el oro. Su muerte ha sido un gran golpe a nuestros sueños”.

Este joven atleta había sido campeón olímpico de maratón en Pekín-2008, con 22 años (cuando ésta es una prueba reservada a deportistas veteranos) y estableciendo un nuevo récord olímpico (2h 06:32). Ganó también dos prestigiosas maratones, la de Londres en 2009 y la de Chicago en 2009 y 2010. Con tan solo 19 años establecía el récord mundial de medio maratón en La Haya, con un crono de 58:33.

Fuente: reuters