La embarcación gallega Rías Baixas consiguió, por segundo año consecutivo, el campeonato de España de traineras, disputado en Castro Urdiales (Cantabria). Terminando el recorrido con un tiempo de 22:38.74, seguidas de Getaria (23:00.04), siendo terceras San Juan (23:44.79), ambas embarcaciones del País Vasco. Con este resultado el Rías Baixas afrontará con mucho optimismo los play-off por el título de la liga Euskotren.
Hasta aquí la crónica deportiva. La extradeportiva y bochornosa es ver como las campeonas se tuvieron que fabricar su propia bandera (premio que recibe el campeón) con una toalla y unos trozos de cinta aislante, a modo de reivindicación. El único premio que consiguieron las remeras del Galicia Rianxeira fueron unas medallas, que según declaraciones de una de las deportistas, habían sobrado de la competición masculina. Premios en metálico: 0 euros. Según normas de la federación para conseguir el incentivo de la bandera hace falta 4 traineras, cuando en esta competición eran tan solo 3. Está si que es una forma un tanto peculiar de fomentar y apostar por deportes minoritarios y en este caso en su faceta femenina.
“Es una pescadilla que se muerde la cola. Si ellos no establecen una serie de premios a los clubes no les va a interesar tener equipos femeninos y enviarlos a competir a un Campeonato de España porque lo único que tendrán son solo gastos”
Hay que señalar que en el campeonato masculino se repartieron 44.000 euros en premios, consiguiendo hasta el 8º clasificado pillar algo de dinero.
“Da mucha rabia porque es la propia Federación quien hace esto, cuando debería ser precisamente quien vigilase que hubiese igualdad entre hombres y mujeres”.