El atleta jamaicano Usain Bolt ha ganado los 100 m. lisos en Londres, en la carrera reina del atletismo. Y lo ha hecho batiendo el récord olímpico y realizando la segunda mejor marca de todos los tiempos, parando el crono en 9:63, el récord mundial lo tiene el mismo con 9:58, logrado en Pekín-2008.
Su compatriota Yohan Blake fue segundo (9.75) y Justin Gatlin tercero (9.79), en la carrera más rápida de todos los tiempos, con 7 atletas por debajo de los 10 segundos. Sólo uno, Asafa Powell, se fue por encima de ese tiempo, y fue por lesión en la misma carrera, quedando último.
Esta  carrera ha tenido un nivel tan elevado que Tyson Gay, uno de los grandes favoritos, se ha quedado fuera de las medallas con un tiempo de 9:80.
Usain Bolt estaba preocupado por la salida, su punto débil:
“Mi entrenador me dijo que dejara de preocuparme por la salida y que me concentrara en el final de la prueba, que es mi mejor baza”.

Bolt comentaba sobre su compañero de equipo Blake:

 “Él entrena más duro que yo. Lo hará mejor la próxima vez porque estaba un poco nervioso esta ocasión”.
Y Blake decía de su compatriota:
“Bolt es el hombre más rápido del mundo y yo he conseguido la plata. ¿Qué más puedo pedir. Ser el segundo más rápido tras Bolt es todo un honor”.
Con esta victoria Usain Bolt, elegido mejor atleta mundial el año pasado, se olvida del gran desastre vivido en el Mundial de Daegu, cuando fue descalificado por salida nula, donde allí sí ganó Yohan Blake.