Hace días que ya sabíamos la triste noticia, el equipo ciclista Euskaltel Euskadi perdía a su patrocinador y desaparecía para la próxima temporada. Sólo quedaría como equipo español con licencia protour, el Movistar. Los ciclistas del Euskadi, nerviosos, ya buscaban nuevo equipo, algunos con más renombre, ya tenía apalabrado alguno, los más modestos ya se veían en el paro. Pero ayer apareció un salvador, el piloto de Fórmula1 Fernando Alonso pondrá el dinero sobre la mesa y compra la licencia del equipo vasco.
De todos es conocida la afición de Alonso por el ciclismo, pero de ahí a dar este paso…. Era una mala noticia para el deporte español, la desaparición de un equipo ciclista de élite, y la disolución de sus componentes en distintos lugares. Pero se obró el milagro y Fernando Alonso apareció en escena, que tiene en Samuel Sánchez a uno de sus mejores amigos. Ayer, el ciclista, comentaba:

 “Está todo el día con la bici. Demuestra su calidad humana. Asume el proyecto, la plantilla entera y quiere consolidarlo a nivel mundial. Fernando ha sido el cerebro de la operación y demuestra que es un campeón con un coche y más como persona”.

Con lo cual la compañía telefónica abandonará el patrocinio del club, y uno de los sponsors de Alonso se hará cargo, con lo que el nombre del equipo cambiará. Ya se ha pagado seis millones de euros en la UCI, para renovar la licencia World Tour hasta 2016