Francia celebrando el título

Francia le ha ganado la final del Europeo de Balonmano a Dinamarca, y en su casa. Con un claro y elocuente 32-41, Francia dominó durante todo el partido, siempre yendo muy por delante en el marcador.

Un pabellón lleno a rebosar presagiaba una gran presión en contra de los franceses, pero esta no llegó a producirse porque desde el primer minuto el juego de los visitantes hizo enmudecer a toda la grada. Todos recordamos la final del Mundial, hace un año, cuando en aquella ocasión, fue España la que arrolló al equipo danés.
En Francia destacó todo el equipo, pero Nikola Karabatic y Daniel Narcisse estuvieron espectaculares, al igual que el portero Omeyer. En cambio, el danés Landin, tuvo un día negro, y practicamente no realizó ni una sola parada. Mención especial para el jugador revelación, el francés zurdo Valentin Porte, que fue el verdugo de España en semifinales, y que hizo una gran final.

Por la medalla de bronce competían España y Croacia, y fue a parar a los hispanos que ganaron por 29-28. Destacar a los laterales Cañellas y Maqueda, y otra vez, al incombustible Julen Aguinagalde, que ha entrado en el equipo ideal del campeonato.

El siete ideal del Europeo ha sido: portero, Landin (Dinamarca); extremo izquierdo, Sigurdsson (Islandia); mejor pivote, Julen Aguinagalde (España, y con sólo tres partidos disputados); mejor extremo derecho, Abalo (Francia); y en la primera línea Hanssen (Dinamarca), Duvnjak (Croacia) y Krzysztof Lijewski (Polonia), con Tobias Karlsson (Suecia) de mejor defensor. Siendo N. Karabatic el jugador más valioso. En el mejor equipo se echó en falta al español Cañellas, máximo goleador del campeonato.