Ricciardo con Alonso y Hamilton

Daniel Ricciardo, del Red Bull, ha ganado el GP de Hungría de Fórmula 1, por delante de Fernando Alonso de Ferrari. Completó el podio Lewis Hamilton, que saliendo el último, desde el pit lane, recuperó hasta la tercera posición.

Fantástica carrera en la que incertidumbre reinó de principio a fin, en donde se vivieron diversas condiciones que daban a la competición un punto de suspense sobre quien podría ser el ganador. Y bienvenido sea, pues ya estábamos un poco cansados de la superioridad de Mercedes. La lluvia de inicio, y las salidas del coche de seguridad por los accidentes, hacían variar las estrategias de las escuderías.
Los accidentes fueron de Ericsson, Grosjean y Sergio Pérez, la salida de los safety car beneficiaron a Hamilton y perjudicaron a su compañero Rosberg, que saliendo de la pole se las prometía muy feliz. Alonso y Hamilton iban con la misma estrategia, pero Ricciardo, con una parada más, los cogió desde atrás y los adelantó. Hamilton quiso hacer lo mismo con Alonso, pero el español se defendió con uñas y dientes, consiguiendo una magnífica segunda plaza. Rosberg venía como un cohete desde atrás, con neumáticos nuevos, los alcanzó a falta de tres vueltas, pero no pudo adelantarlos, terminó cuarto. Massa fue quinto, Raikkonen sexto y Vettel, después de hacer un trompo en pista y darse lateralmente con las protecciones, entró en la séptima posición.
Tendremos que esperar a finales de agosto para ver la siguiente prueba, el GP de Bélgica. Se queda Nico Rosberg a la cabeza del mundial con 202 puntos, segundo Hamilton con 191. Ya a más distancia les siguen Ricciardo con 131, Alonso 115, Bottas 95 y Vettel con 88 en la sexta plaza.