El Comité de Competición ha sancionado al entrenador del Atlético de Madrid, Diego P. Simeone, con 8 partidos por la expulsión en el partido de vuelta de la Supercopa ante el Real Madrid.

El problema se originó cuando Juanfran tuvo que salir del campo al estar sangrando por la boca, y estar manchado de sangre. Al tardar el árbitro, David F. Borbalán, en darle entrada, Simeone gesticuló y protestó en exceso, siendo expulsado. Antes de retirarse, le dió una collejada al cuarto árbitro y aplaudió irónicamente la decisión tomada.
Al final deberá cumplir una sanción de 8 partidos, cuatro partidos por las collejas, dos por protestar, uno para aplaudir y otro para permanecer en la grada una vez expulsado. Ha sido multado el club con un total de 2.800 € y al entrenador argentino con 4.805.