Ledecky, la reina

Katie Ledecky, la reina de la natación, ha demostrado su poderío en los pasados mundiales de Kazán, Rusia, ha ganado cinco medallas de oro.

En todas las pruebas en las que competió quedó de primera esta joven estadounidense. Cuatro individuales y una de equipo. Se hizo con la medalla de oro en 200, 400, 800 y 1.500 m., y en relevos 4×200. En la carrera de 800 pulverizó el récord del mundo en más de 3 segundos, ese récord ya era de ella. También logró récord mundial en 1.500

Para hacerse una idea de la importancia de las medallas de oro hay que señalar que EEUU ha quedado como primer país en el ránking del medallero de natación con 8 oros, cinco de ellos son de Ledecky.

Katie Ledecky ya había llamado la atención en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde con 15 años consiguió una medalla de oro. En los mundiales de Barcelona 2013 ya había logrado cuatro medallas de oro.

Ledecky, la reina de la natación

Puede que el motivo de estos éxitos es el cambio en los sistemas de entrenamiento que está sufriendo la natación en la actualidad. Antes la base de un buen entreno era hacer el máximo de kilómetros, ahora esto se ha modificado. Se podría resumir en que se nada más rápido y menos distancia, nadando cada distancia al límite. Se emplean la velocidad y las series, es decir el interval training.

Esto es lo que dice su entrenador, Jon Urbanchek, de ella:

“Ella es una persona normal en bañador. No le veo ningún músculo pero en el agua puede agarrarse. Nada a  muy buen ritmo de patada, continuo, parejo. Destaca por una buena rotación, un buen ritmo y, seguramente un buen aparato cardiovascular. Para hacer lo que hace ella necesitas un corazón que bombee mucha sangre, unos buenos pulmones, y, como los caballos de carreras, unas buenas narices para que entre el aire”.