Besos de azafatas

Se ha modificado el protocolo del pódium en La Vuelta Ciclista a España.

No habrá besos de azafatas a los vencedores, y aparecen los auxiliares (azafatos) masculinos.

Estamos inmersos en el Tour de Francia, y todos los días vemos subir al pódium al ganador de la etapa y a todos los que llevan algún tipo de maillot, general, regularidad, montaña, joven, etc. Al recoger su premio reciben otro extra, un par, en ocasiones hasta tres, de besos de las azafatas que les ponen su maillo correspondiente y un ramo de flores. Pues bien, esto en La Vuelta va a desaperecer, no los maillots y las flores, pero sí los besos. Seguirán haciendo acto de presencia las azafatas, pero, a partir de esta edición, se turnarán con sus compañeros masculinos, “los azafatos”, en la tarea de llevarles el premio a los ciclistas.

La dirección de Unipublic, empresa propietaria de La Vuelta, ha decidido tomar esta medida para acabar con la imagen sexista de la mujer en este tipo de eventos. Pero no han sido los primeros, en el Tour de Australia ya se hace, y también en las competiciones de motos y coches en este país. En España también ya se está haciendo, en la Vuelta a Cataluña, Valencia o en Mallorca.

Javier Guillén, director de La Vuelta:

“Queremos conjugar todas las sensibilidades, por eso, en lugar de quitar las azafatas, nos estamos cuestionando que la asistencia que hacen al facilitar el premio sea ejercida unas veces por hombres y otras por mujeres. Lo que hagamos será siempre con elegancia“.

Otra novedad en el protocolo del pódium será la presencia de Oscar Pereiro, ex-ciclista y ganador del Tour, en todos los finales de etapa. El gallego tendrá como función colocar los maillots a los distintos ganadores. Se puede asemejar esto a la figura de Bernard Hinault en los podiums del Tour.

La Vuelta a España comenzará el 19 de agosto en Nimes, Francia, y terminará en Madrid el 10 de septiembre.