Juventus

Los italianos, de caer en desgracia y ser sancionados con el descenso, han pasado a dominar la Serie A con suficiencia.

Los aficionados al fútbol relacionan Juventus de Turín con un equipo de éxito, pero no siempre ha sido así. El club al que se le puso el sobrenombre de la ‘Vecchia Signora’ ha pasado por épocas oscuras… más recientes de lo que pudiera parecer. No hay que dejarse engañar por los siete títulos nacionales consecutivos que han logrado los turineses, pues los malos tiempos están cercanos, concretamente en 2006.

Ese año estará siempre muy presente en la historia como uno de los periodos más oscuros —quizá el que más— de la historia reciente de la Juve. Una de las entidades más prestigiosas de Italia y del mundo futbolístico recaló en la segunda categoría transalpina tras verse envuelto en intentos de fraudes a gran escala.

La desgracia de los de Turín se completó con la retirada de los dos últimos títulos nacionales previos al escándalo. No fue sencillo, pero el equipo italiano logró progresar poco a poco para, primero regresar a la máxima categoría y, después, tras una andadura de cuatro campañas, conquistar otra Serie A de la Liga transalpina.

A partir de entonces, se ha convertido en un rodillo voraz que acumula título tras título. Concretamente llevan siete consecutivos desde entonces. Nadie puede con ellos en Italia. Habrá que ver hasta dónde llegan.

La Juventus de Turín es, desde luego, uno de los grandes dominadores en su país y en Europa. Se podría decir que, con su superioridad, ha convertido a la Serie A en una de las competiciones más previsibles del continente.

Solo hay un club que supere los siete títulos consecutivos de la Juventus de Turín en Europa. Se trata del BATE Borisov. En Bielorrusia no hay nadie que pueda con este equipo. Desde 2007 ha ganado una y otra vez la liga nacional.

El de la Juventus de Turín es, quizá, el caso más significativo de dominio abrumador al producirse en una de las mejores ligas de Europa. Sin embargo, hay otras competiciones en las que también existe un equipo que manda claramente aunque, sobre el papel, en ligas de menor calidad. The New Saints (Gales), el Celtic de Glasgow (Escocia) y el PFK Ludogorest búlgaro también han encadenado siete títulos en sus respectivos campeonatos nacionales.