Hoy, 8 de octubre de 2010, cientos de blogueros se unen alrededor de una sola palabra: Convivencia. Cada uno desde su blog dará su particular versión sobre el concepto de esta palabra, según la temática de su página o simplemente hablando de convivencia.
Vamos a ver a continuación que relación puede guardar el deporte con la convivencia.

El deporte es una actividad sociocultural que permite el enriquecimiento del individuo en el seno de la sociedad, contribuyendo a mejorar la relación y las expresiones personales.

El deporte juega un papel muy importante para el desarrollo humano, ya que une a los individuos y las comunidades. La práctica del deporte favorece la convivencia.

Recogemos aquí lo necesario para que se den las mejores circunstancias para esta ejemplar convivencia. Son  las 10 reglas de oro del “fair play” (juego limpio), que defienden los principios deportivos, morales y éticos, de la FIFA (en este caso en el deporte del fútbol):
1_ Juego limpio.
2_Juega a ganar, pero acepta la derrota con dignidad.
3_Acata las reglas de juego.
4_Respeta a los adversarios, a los compañeros, a los árbitros, a los oficiales y a los
espectadores
5_Promueve los intereses del fútbol.
6_Honra a quienes defienden la buena reputación del fútbol.
7_Rechaza la corrupción, las drogas, el racismo, la violencia, las apuestas y otros males.
que representan una amenaza para nuestro deporte.
8_Ayuda a otros a no ceder ante instigaciones de corrupción.
9_Denuncia a quienes intentan desacreditar nuestro deporte.
10_Utiliza el fútbol para mejorar el mundo.

En muchas ocasiones se presenta la competición como un aspecto negativo del deporte. Estoy totalmente en desacuerdo, es más la fomento.
¿Es malo jugar a ganar?. NO.
“Competir y querer ganar”, ¿Por qué no?
¿Por qué no hacer el máximo esfuerzo para triunfar?
Eso sí, hacerlo dentro de las reglas del juego, sin agresiones, sin insultos. Con respeto a compañeros y adversarios.
Hay que competir y poner todo el esfuerzo en ganar, si lo logras la satisfacción será total y si se pierde hay que reconocer la derrota, sin culpar a los jueces o a tus compañeros, y pensar en mejorar para la siguiente ocasión.

Porque, aunque hayas perdido, si has puesto tu máximo interés y respetaste las reglas, ahí está la victoria.

Ganar no es sólo hacer más puntos o llegar de primero, ganar es poner el mayor interés posible, es mejorar desde la última vez, es participar con alegría, es ayudar a un rival a levantarse, es respetar al árbitro o juez, y sobre todo si al final saludaste a todos, compañeros, adversarios y jueces, entonces, … siempre has ganado.
En esto consiste la convivencia en el deporte, en relacionarse con los del otro equipo, los de otra ciudad, los de otra comunidad o los de otro país. No me cabe la menor duda que el deporte es una de las fuentes más ricas para hacer amigos.

Para terminar voy a comentar un dato curioso en el deporte, en este caso en el rugby, “un deporte de villanos jugado por caballeros”, y el deporte más violento, exceptuando los de lucha. Hay, ya institucionalizado lo que llaman “el tercer tiempo”, que consiste en que al final del partido, de los dos tiempos reglamentarios, y después de ducharse, los componentes de los dos equipos, se reúnen para charlar y beber algo todos juntos. ¿Hay algún ejemplo más claro de convivencia que este?.

Creo que no.