En la última semana se han visto dos sucesos realmente curiosos, y podemos decir, que desgraciados para dos porteros de fútbol. Una jugada terminó en gol, y la otra en lesión. Los dos futbolistas han tenido realmente mala suerte, y los dos casos han resultado, realmente, raros e insólitos.

Thierry Henry, ex del Barça, lesiona al portero del equipo rival al celebrar un gol l. El futbolista francés, que ahora juega en la liga estadounidense, después de que un compañero lograse un gol, se acerca al balón para golpearlo y dejarlo dentro de la portería. El portero del Dallas, Kevin Hartman, pone el pie delante, recibiendo el impacto, resultado: rotura del ligamento medio colateral de la rodilla derecha. 

Henry: “El balón estaba ahí, y como hago muchas veces tras un gol, quería ponerlo en la red de nuevo. El puso su pie en medio y ahora está lesionado. Me disculpé porque no quería herirle, fue un accidente. Una acción bastante estúpida”.

En este otro vídeo tenemos a otro portero, el de las FAR de Rabat, en los octavos de final de la copa de Marruecos, que se traga un penalti de la manera más tonta. En un primer instante para el tiro, se gira hacia las gradas para celebrarlo, pero el balón todavía no está parado, si no que sigue en movimiento, pero con un terrible efecto, que hace que vuelva hacia atrás y se introduzca en la portería.

Actualizado 28-septiembre-2010

Días más tarde del penalti fatídico, el mismo portero marroquí, falla estrepitosamente y le meten un gol. Rápidamente decide dar por finalizada su etapa en el fútbol, se quita la camiseta, la tira al suelo y se marcha corriendo. Aquí está el vídeo.