Albert Costa, Feliciano López, Marcelo Granollers, Rafael Nadal, David Ferrer y Fernando Verdasco
Tras el punto decisivo conseguido por Rafa Nadal sobre Juan Martín Del Potro, España se hizo con la quinta Copa Davis de su historia al ganarle la final a Argentina. En un gran partido de 4 horas y 8 minutos el español consiguió el definitivo 3-1 delante de Del Potro que salía muy motivado tras la victoria de Argentina en dobles, el resultado fue de 1-6, 6-4, 6-1 y 6-6 (7-0).
Las cuatro victorias anteriores fueron en 2000 ante Australia en Barcelona, en 2004, en este mismo escenario de La Cartuja de Sevilla, ante EEUU, en 2008 en Mar de Plata ante Argentina y en 2009 ante la República Checa en Barcelona.
Rafa Nadal, que ya había logrado ganar la ensaladera en otras ocasiones, logró ganar el partido decisivo, con lo que esta final tiene algo de especial para él:
“Ha sido una victoria muy emocionante, un año complicado, gracias a todos, para mí ha sido un final de año espectacular. Estoy muy agradecido a toda la gente de España, ha sido el mejor ambiente de toda mi carrera”.
Con este resultado España aparece como una gran potencia del tenis mundial sobre tierra batida, mientras que Argentina se le resiste el título de la Copa Davis, pues ya es su cuarta final disputada y perdida.