España ha vapuleado en la gran final del Mundial de Balonmano a Dinamarca, 35-19 marcador final. Se las tenía que ver con la actual campeona de Europa y subcampeona del mundo, y los hispanos han barrido de la pista a los vikingos, desde el inicio de partido. De esta forma España consigue su segundo título mundial, después del conseguido en Túnez en 2005.
Poco y todo se puede escribir sobre la crónica del partido, desde el minuto 10 de la segunda parte la final estaba ganada. Los españoles salieron muy enchufados desde el inicio, y volvieron a demostrar que tienen una defensa invulnerable. La invicta Dinamarca, y gran favorita, se veía sobre la cancha empequeñecida. Desaparecido, el que luego fue elegido mejor jugador del campeonato, Hansen. El gran portero danés, Landin, tuvo que dejar su sitio por falta de acierto. Y otros baluartes como Sondergaard o Markussen se quedaban con 4 y 2 goles respectivamente. De parte española sobresalieron todos sus jugadores, pero Sterbik, en la portería, terminó por amargar el intento de juego de los rivales. Maqueda, Cañellas y Rivera lucieron en ataque todas sus habilidades. Y para el gran capitán, Alberto Entrerríos, fue la mejor despedida de la selección jamás soñada, fue elegido el mejor lateral izquierdo del mundial.

España (18+17): Sterbik (p); Rocas (-), Maqueda (5), Aguinagalde (5), Cañellas (7, 1p), García (2), Rivera (6) -equipo inicial-, Entrerríos (3), Tomás (1), Sarmiento (1), Montoro (2), Morros (1), Ruesga (-), Ariño (-), Guardiola (2) y Sierra (ps).

Dinamarca (10+9): Landin (p); Eggert (3, 2p), Lindberg (1), René Toft (-), Mollgaard (4), Hansen (2), Nielsen (-) -equipo inicial-, Sondergaard (4), Mortersen (-), Markussen (2), Lauge (1), Noddesbo (1), Svan (-), Henrik Totf (1) y Green (ps)

Parciales cada cinco minutos: 3-1, 6-4, 8-5, 9-8, 14-9, 18-10 (descanso), 22-11, 26-12, 29-12, 30-15, 34-16, 35-19 (final).

Árbitros: Nenad Krstic y Peter Ljubic (Eslovenia). Excluyeron a Maqueda, García y Ariño por España y a Mollgaard y Sondergaard por Dinamarca.

Incidencias: Final del Campeonato del Mundo de España 2013, disputado en el Palau Sant Jordi de Barcelona ante unos 14.000 espectadores, con la presencia del Príncipe Felipe de Borbón y la Princesa María de Dinamarca.

En el partido por la tercera plaza Croacia venció a Eslovenia por 31-26, llevándose la medalla de bronce.