liga de campeones

Hace más de un mes que tenemos la liga BBVA empezada, pero nos faltaba encender los motores de la Champions League para ser completamente felices y parece que al fin lo seremos, al menos en cuanto a términos futbolísticos se refiere. Por fin ¡estamos todos! Pues bien, desde el pasado día 15 de Septiembre disponemos de la competición europea para nuestro regocijo. Sin embargo, algunos se regocijan más que otros, pues los clubes -mientras la afición se limita a mirar- obtienen un gran rédito económico a juzgar por las cifras que contabilizan los clubes por la sola participación en el torneo.

Así, una web que se ha encargado de monetizar la Champions, es un buen indicativo de las sumas millonarias que comporta la celebración de la Liga de Campeones y nos pone al tanto del dinero que hay sobre la mesa.
De hecho, el año pasado y siempre según datos aportados por este sitio web, los equipos participantes -32- se llevaron 13 millones de euros tan solo por jugar la fase de grupos.

Además, conforme van avanzando en la clasificación prosigue la lluvia de cantidades. Por lo tanto, los clubes que alcanzaron los cuartos de final accedieron a un premio de 3,5 millones de euros, mientras que los que llegaron a las semifinales ingresaron 4,9 millones.
Respecto a los que disputaron la final, el premio para el Barcelona rondó los 10’5 millones por proclamarse vencedor y los 6’5, para la Juventus, el segundo de a bordo.

Pero hablamos en pasado porque estas jugosas cifras han pegado el estirón este verano y la UEFA ha votado un incremento de un 30 por ciento de cara a la nueva edición de la Liga de Campeones que acabamos de estrenar. De modo que los que ahora jueguen la final se embolsarán, en el caso del triunfador de la velada, 15 millones, mientras que el ‘perdedor’ regresará a casa con 10’5 millones, justo la cantidad que anteriormente suponía el premio para el ganador. Por lo tanto, ser el segundón consuela y mucho, pues el dinero amortigua el golpe.

Sin embargo, al margen de toda esta millonada, nos encontramos con otra: el market pool. Dicho concepto engloba el dinero derivado de los derechos de televisión de la Champions y que gestiona la UEFA para posteriormente repartirlo entre los equipos involucrados de manera proporcional atendiendo al valor de cada mercado televisivo.

En conclusión, la Champions League que comienza se convierte en una magnífica oportunidad para que los clubes saneen sus cuentas, obtengan prestigio -o desprestigio en caso de descalabro mayúsculo- y poder seguir con su tren de vida.