Rafa Nadal ha vuelto a recaer en su lesión del año pasado (tendinitis en ambas rodillas), en esta ocasión ha sido en la derecha. Disputaba los cuartos de final del Open de Australia, ante el escocés Andy Murray, cuando el marcador iba 3-6, 6-7 y 0-3 a favor de Murray.
Como se observa en la foto, fue al comienzo del tercer set, cuando Rafa pidió la asistencia médica del fisioterapeuta de la ATP. Pero entre que el partido no le iba demasiado bien, y que el dolor de la rodilla no remitia, decidió no forzar y abandonó la  competición que había ganado el año pasado.
No solo ha perdido un partido, sino que pierde el segundo puesto de la clasificación ATP a favor del serbio Novak Djokovic, e incluso peligra el tercer puesto si Murray llega a la final del torneo. Este jugador disputará las semifinales contra el croata Marin Cilic, que ganó al estadounidense Roddick por 7-5, 6-3, 3-6, 2-6 y 6-3, tras tres horas y cuarenta y nueve minutos de partido.
Al final del partido Rafa Nadal declaró: “No soy un hombre de retiradas, no me gustan. De hecho le pedí disculpas a él, pero no quería cometer errores que he cometido en el pasado, e ir al límite hasta el final, sobre todo sin ninguna opción de jugar al máximo, pero no podía seguir”. “Tengo bastante claro lo que tengo, no me he hecho ningún estudio aún, pero es similar a la del año pasado. Aunque la del año pasado era una sobrecarga de partidos y me dolía a diario, cada día más. He hecho un mal gesto y me ha aparecido un pinchazo ahí. Son preocupaciones totalmente distintas, la zona es la misma o cercana pero tengo poca intención de estar en mi casa parado”.