Todos son héroes, pero hay dos que destacan hoy: Casillas y Villa.
En Johannesburgo, en el estadio Ellis Park, se enfrentaban Paraguay y España por una plaza en las semifinales del mundial de Sudáfrica. Y esa plaza ha sido para los españoles, después de que Íker Casillas detuviera un penalti y que Villa metiera el único gol del partido.

0 – Paraguay: Justo Villar; Verón, Alcaraz, Da Silva, Morel; Barreto (Vera, m.64), Riveros, Víctor Cáceres (Barrios, m.84), Santana; Valdez (Santa Cruz, m.72) y Cardozo.

1 – España
: Iker Casillas; Sergio Ramos, Piqué, Puyol (Marchena, m.84), Capdevila, Busquets, Xabi Alonso (Pedro, m.75), Iniesta, Xavi, Villa y Fernando Torres (Cesc, m.56).

Gol: 0-1, M.83: Villa.

Árbitro: Carlos Batres (GUA). Amonestó a Piqué (m.58), Cáceres (m.59), Alcaraz (m.59), Busquets (m.63), Morel (m.71) y Santana (m.87)

En el primer minuto del partido Paraguay lanza a la portería española, casi así se resume de las ocasiones en la primera parte, que se jugó sin ocasiones de gol, prácticamente. Nos sorprendió Paraguay con su salida, presionando y yéndose hacia arriba. Pero esto duró 20 minutos, después España empezó a carburar y a dominar el partido. En el minuto 29 Xavi avisa con un tiro que pasa cerca del larguero. Pero en el 40 los que avisan son los de Paraguay con un gol, pero conseguido en fuera de juego, con lo que es anulado.

En la segunda parte siguen, de salida, los mismos 22 jugadores, y con la  misma tónica de juego que en los primeros 45 minutos. En el 58 se produce la locura, y el partido se va a romper. Piqué agarra a un contrario en un salto en el área cometiendo penalti. El discutido Íker Casillas (inseguro en algún lance de partidos pasados, teniendo como suplente al premio zamora Víctor Valdés y como novia a la periodista Sara Carbonero) para la pena máxima a Cardozo.
 
En la siguiente jugada de ataque español se comete penalti en una internada de David Villa. Xabi Alonso lanza el penalti, lo transforma en gol y el árbitro manda repetir por invasión del área por jugadores de España. En esta segunda ocasión Justo Villar acierta a detener el tiro, pero el rechace lo controla Cesc que es derribado por el mismo portero, pero ahora no se señala el claro penalti.

Pero a 8 minutos del final, gran jugada de Andrés Iniesta (elegido mejor jugador del partido) que se planta en la frontal del área, pasa a la derecha a Pedro que lanza al poste de la portería, el rechace lo recoge Villa que vuelve a lanzar, ahora el balón da en el palo derecho, luego en el izquierdo y, finalmente, acaba entrando. David Villa da la gloria histórica a España, y él se lleva, provisionalmente, la gloria de ser el máximo goleador del mundial. Aún le quedaba la última ocasión a Santa Cruz, que solo ante Casillas, y a 2 minutos del final, estrella el balón en el cuerpo del gran capitán.

 Las frías estadísticas hablan de 17 lanzamientos a puerta de España, por 9 de Paraguay, también gana en número de saques de esquina 7-1, y como es habitual en posesión del balón con un 60%.
El 7 de julio Alemania, que se ha deshecho con claridad, 4-0, de Argentina, espera a España con sed de venganza. Hace dos años los germanos veían como perdían la final del Campeonato Europeo ante España. Éste va a ser un partido muy distinto, Alemania va a salir por el partido desde el principio y están muy bien físicamente. Pero esto es otra historia, ahora hay que disfrutar con el hecho de que la selección española de fútbol se encuentra entre las 4 mejores del mundo.
Si queréis votar por vuestro favorito al título mundial, podéis hacerlo en una sección del lateral del blog. Gracias.