Después de la polémica de los últimos días, por si los técnicos dejaban ir o no a sus jugadores a la entrega del Premio Príncipe de Asturias del Deporte, hoy por fin ha sido el gran día, y allí han aparecido el seleccionador, Vicente Del Bosque y 10 de los 23 futbolistas de la selección de España, que este año han conquistado el título Mundial en Sudáfrica.

Los diez que han tenido permiso de sus clubes han sido: Íker Casillas, Pepe Reina, Joan Capdevila, Carlos Marchena, Javi Martínez, Fernando Llorente, Jesús Navas, Juan M. Mata, Xavi Hernández (por descanso) y Sergio Ramos (por lesión).
También ha estado presente el anterior seleccionador nacional, Luis Aragonés, que ha recibido de Del Bosque un bello gesto, cuando este le hizo salir del público para recibir también el premio. No hay que olvidar que Aragonés, fue el entrenador cuando España se proclamó Campeona de Europa en 2008, y que con él comenzó el gran juego de este equipo, que es envidiado en todo el mundo.
Éstas fueron las palabras de Del Bosque

“La selección que hoy recibe el Premio Príncipe de Asturias es depositaria de unos valores que van más allá de los éxitos puntuales y de su materialidad, y es, también, legítima heredera de una tradición que nos honra”.
“Esos valores tienen carácter imperecedero y perfil determinante”, “esfuerzo, el sacrificio, el talento, la disciplina, la solidaridad y la modestia“.

 “El éxito de España en Sudáfrica ha sido el premio a todo ello, pero, también, el resultado del convencimiento de los jugadores en que lo que hacían era lo mejor y a la fe en su propuesta futbolística”.
“La selección se siente profundamente satisfecha de haber alcanzado el éxito conseguido y muy orgullosa de haber podido responder a la confianza que millones de españoles depositaron en ella. El grupo al que represento reúne todas las virtudes que un entrenador ha deseado siempre”.

 “La inolvidable victoria que nos brindaron en Sudáfrica queda para la historia y en su intramuros, la humildad de un grupo de futbolistas que han hecho de la modestia un arma tan poderosa como su mismo y arrebatador juego”. 

Pero todavía no se ha puesto fin a la polémica. El presidente de la federación de fútbol de Asturias, muy molesto con la ausencia del asturiano David Villa, se ha encargado de avivarla con estas desafortunadas declaraciones: “Mourinho y Guardiola son prácticamente extranjeros y no saben lo que significa el Príncipe de Asturias”. El Barcelona ya ha anunciado que presentará una queja formal por estas palabras.