¡Por fin se han decidido!. La FIFA da un paso adelante, y entra en el mundo de las nuevas tecnologías, han recapacitado y las utilizaran, al menos, al principio para decidir sobre los goles fantasmas.
Va a ser un proceso lento, pero es un comienzo. Los miembros de la IFAB (International Football Association Board), órgano que fija las normas del fútbol, decidieron dar el visto bueno a la utilización de la tecnología para resolver situaciones dudosas, en este primer momento, sólo las que se den sobre la línea de portería. Es decir, para saber si el balón traspasó la línea de gol o no.
Los acuerdos son los siguientes:

- la tecnología se aplicará únicamente a la línea de meta, solo para determinar si se ha anotado gol o no;
el sistema deberá ser preciso;
- la indicación de si se ha anotado gol deberá ser inmediata y se confirmará automáticamente en el lapso de un segundo;
- la indicación de si se ha anotado gol se comunicará únicamente a los oficiales de partido.

Ahora hay un plazo, durante el mes de noviembre, para que toda empresa que lo desee presente sus proyectos para explicar como aplicar esta tecnología. Se seleccionaran las mejores. Y del 4 al 6 de marzo se vuelve a reunir la IFAB para decidir los pasos a seguir a continuación.

El gol que no fue subió al marcador en el partido del Mundial de Sudáfrica, que Inglaterra logró introducir en la portería de Alemania, y que todas las cámaras recogieron como legal, ha sido el detonante para tomar esta decisión.
Se ha tardado demasiado en utilizar las nuevas tecnologías en el fútbol, sobre todo después de ver los buenos resultados que está dando en el tenis. No creo que “el ojo de halcón” le reste nada de magia o de interés al deporte de la raqueta, lo mismo que puede suceder en el fútbol, donde la toma de decisión puede ser instantánea.