Entrada polémica de Casillas a Villa
 Como siempre en un clásico, partido intenso y bonito, con respeto mutuo entre ambos equipos. La primera media hora tuvo una tónica, posesión y dominio del balón para el Barça, intentando crear jugada, y el Madrid impidiéndolo e intentando pillar a la contra al rival. Hubo un momento crucial en esta parte, en el minuto 25 se deja sin pitar un penalti de Casillas sobre David Villa.
Penalti de Albiol a Villa
La segunda parte comenzó a todo ritmo. En el minuto 4 Cristiano Ronaldo estrella un balón en el palo en una falta directa. Y en el 7 penalti y expulsión, de Albiol sobre Villa. La pena máxima la transforma Messi en el primer gol del partido. A partir de aquí comienzan los cambios, Özil sale en lugar de Benzema, y Puyol lesionado se tiene que retirar, sale Keita.Y en el minuto 20 Xabi Alonso se marcha dejando su puesto a Adebayor, en el Barça el que se va es Pedro y sale Afellay.
En el minuto 37 vuelve a saltar la polémica, entrada de Dani Alves sobre Marcelo dentro del área, y el árbitro señala penalti. Ahora el que marca para el Madrid es Cristiano Ronaldo. La polémica, y la protesta airada de Mourinho, es porque a Alves no se le ha enseñado tarjeta como en la jugada del otro penalti, donde fue expulsado Albiol. El entrenador blanco ya tiene lo que quiere, otro motivo más para quejarse durante la siguiente semana, como ha hecho desde que ha llegado a España.
Penalti de Alves a Marcelo
 Los últimos minutos el partido estaba roto, ya no había táctica ni respeto, los dos equipos querían la victoria. Y las jugadas de peligro se desarrollaban en ambas porterías, pero ahora con más intensidad en la de Valdés.
Y en el minuto 45 se ha visto un feo gesto de Messi, cuando ya no llegaba a un balón y en un reacción de impotencia, pero también de desconsideración, estrella el balón contra el público.
Real Madrid 1 – F.C. Barcelona 1, el Barça lo tiene muy fácil para hacerse con la liga. Empate ha sido el primer resultado de los 4 clásicos previstos para estos días. Puede que haya sido el menos importante, pues la semana que viene tenemos la final de la Copa, y luego las semifinales de la Champions League.