Las tres keniatas de maratón, y la etíope Bekele (4ª)

De todos es sabido la superioridad africana en las pruebas de fondo del atletismo mundial, pero lo vivido en la primera jornada del Mundial de Daegu solo ha tenido un país protagonista, y ese ha sido Kenia. Nada menos que el equipo femenino ha hecho un doble triplete en el maratón y en los 10.000 metros, donde los podios ha estado completos con los colores negro, rojo y verde de la bandera keniata.

A primera hora de la mañana del sábado arrancaba el maratón femenino con 26º y el 75% de humedad, y 42.195 metros por delante. La ganadora, Kiplagat, hizo el recorrido en 2 horas y 28 minutos, la medalla de plata la consiguió Priscah Jeptoo y la de bronce fue para Sharon Cherop. Por primera vez, en mundiales o juegos olímpicos femenino o masculino, un país copa el podio del maratón, toda una proeza. Kiplagat, de 31 años, el año pasado, había ganado los maratones de Nueva York y de Los Angeles.
La representante española, la lucense Alessandra Aguilar, tuvo que abandonar en el km. 24 por problemas estomacales.

(De izqda. a drecha.) Masai, Cheruiyot y Kipyego, podio en 10.000

Pero el equipo de Kenia todavía no había terminado su actuación en la jornada inaugural del mundial, había que correr la prueba de 10.000 metros. Y repitieron la proeza, tres atletas keniatas en el podio de las medallas. La de oro se la llevó Vivian Cheruiyot con un tiempo de 30:48,98, entraron después de ella sus compatriotas, Kipyego, Masai y Cherono, incluso la cuarta plaza fue para una keniata.

Por fin, las pruebas femeninas, han logrado eclipsar a las de hombres, y nada menos que a al gran Usain Bolt, que ha vencido en su serie de 100 metros, con un tiempo de 10,10.