El velocista  Usain Bolt y la vallista Sally Pearson han sido elegidos por la Federación Internacional como los mejores atletas de 2011, en una gala que tradicionalmente se viene celebrando en Montecarlo. El jamaicano ha hecho una temporada excepcional, campeón mundial de 200 m. y 4×100 m., ha ganado todas las carreras, excepto la final de 100 m. del mundial de Daegu, que después de una salida nula fue descalificado. Se impuso en la votación final a su compatriota Yohan Blake y al keniata David Rudisha (premiado en 2010). La australiana Pearson fue campeona mundial en 100 m. vallas, desbancando a la gran favorita la keniana Vivian Cheruiyot (campeona mundial de cross, de 5.000 y de 10.000 metros).
“Es un gran honor estar en el ‘top’ ten del año y haber ganado este premio es una pequeña sorpresa para mí. Significa mucho ganar por mi país y mi región Oceanía, y esperó inspirar a los atletas jóvenes para seguir en el atletismo”.

Usain Bolt, que ya ha ganado este galardón en 2008 y 2009, tiene fijado su gran objetivo en las Olimpiadas de Londres 2012. Su intención es competir en 4×400, además del 4×100, 200 y 100 m., para así lograr 4 medallas de oro. De esta forma igualaría el registro de dos mitos del atletismo: Jesse Owens en Berlín-36 y Carl Lewis en Los Angeles-84, aunque estos no participaron en 4×400, si no que fue en la prueba de salto de longitud donde lograron el oro.
“Esta temporada ha sido difícil para mí, he tenido que trabajar duro. En algunas de las carreras de esta temporada he tenido que esforzarme, por lo que este premio significa realmente mucho para mí. Todo el trabajo duro tiene sus frutos”.

En cuanto a los premios a los mejores promesas estos fueron a parar a manos del granadiense Kirani James, campeón mundial de 400, y la alemana Christin Hussong, campeona mundial juvenil de jabalina.