España ha perdido 0-1 contra Japón en el primer partido para los españoles de la competición de fútbol. Aún no han comenzado las Olimpiadas, mañana es la ceremonia de inauguración, pero el fútbol ya se ha echado a andar.
Decepcionante, para España, ha sido el juego mostrado por sus futbolistas. Lleno de imprecisiones, y gracias al portero, David De Gea, el resultado no ha sido más abultado. Las ocasiones para España casi no han existido, mientras que los japoneses contaron con 5 ó 6 claras ocasiones de gol. Y no es excusa que a finales de la primera parte hayan encajado el gol, y que España se quedara con 10 jugadores. En el minuto 33, y en jugada a balón parado, saque de esquina, Japón logra su gol, por medio de Yuki Otsu. Y a continuación, en una decisión muy rigurosa, Íñigo Martínez es expulsado por falta a un adversario, el árbitro consideró que era el último defensa y que cortaba una clara ocasión de gol. A partir de aquí fue un querer y no poder de España, y una serie de ocasiones desaprovechadas por los de Japón.
Japón: Gonda, Tokunaga, Yoshida, Suzuki, Sakai (Yamamura, m.85), Yamaguchi, Ogihara, Otsu (Saito, m.45), Higashi, Kiyotake, Nagai. No utilizados: Oghiara, Ando, Muramatsu, Sugimoto y Usami.

España: De Gea, Montoya, Domínguez, Íñigo Martínez, Jordi Alba, Javi Martínez, Koke (Tello, m. 80), Isco, Mata, Rodrigo, Adrián (Herrera, m. 56). No utilizados: Mariño, Botía, Azpilicueta y Muniain.

Goles: 0-1. M. 33. Otsu supera a Montoya y bate por bajo a De Gea.

Árbitro: Mark Gieger amonestó a Jordi Alba, Domínguez y Saito. Expulsó con roja directa a Iñigo Martínez.

Estadio: Hampden Park.

En el otro partido del grupo, Honduras y Marruecos empataban a dos goles. El próximo día 29 España se enfrenta a Honduras, y el 1 de agosto se cierran los partidos de grupo frente a Marruecos. Ya no depende de ella misma para clasificarse de primera, y hay que recordar que los cruces serán con el grupo de Brasil, que presumiblemente quedará primera de su grupo.