Se daba por hecha la salida de David Villa del FC Barcelona, pero todo indicaba que su futuro estaba en la Premier, en concreto se indicaba al Tottenham como su nuevo equipo, la Fiorentina también estuvo interesada. Pero hace apenas unas tres horas se ha hecho público el fichaje del jugador asturiano por el Atlético de Madrid. Se compromete por tres temporadas, y se presenta como el sustituto de Falcao.
La operación está cifrada en cinco millones de euros. El Barça recibirá 2,1 millones esta temporada, la próxima otros dos y si se alarga el contrato hasta el tercer año, cobrará un millón más. Y además, se reserva el 50% de un posible futuro traspaso.
Por contra el atlético recibe al máximo goleador de la selección española, en una buena operación. David Villa, después de su grave lesión (fractura de tibia) el año pasado, no ha vuelto a ser el de antes, un jugador determinante en su equipo y en la selección. Ahora tendrá un puesto asegurado en la delantera colchonera, y continuidad en el juego que le dará Simeone.
El guaje, de 31 años, comenzó en el Sporting de Gijón, jugó dos temporadas en el Zaragoza, y brilló con luz propia en el Valencia. Siendo ya una estrella, el Barcelona lo fichó, y con este club consiguió los grandes títulos que posee. Con este club, ha disputado un total de 119 partidos oficiales y ha conseguido un total de 48 goles: 33 en la Liga Española, 8 en la Liga de Campeones, 6 en la Copa del Rey y 1 en la Supercopa de España. 
Se reencontrará con su ex-equipo en uno de los primeros partidos de la temporada, en la Supercopa, que la disputarán el Atlético y el Barcelona, como campeón de la Copa del Rey y campeón de Liga.