Rafa Nadal ha logrado la victoria en la final de Roland Garrros, en Paris, tras batir en un épico duelo a Novak Djokovic en cuatro duros sets por 3/6, 7/5, 6/2 y 6/4 en tres horas y media de juego.

La final comenzó con malas sensaciones para Nadal, perdiendo el primer set. En el segundo, muy igualado, consiguió evitar el tie-brike, ganándolo e igualando el partido. El tercer set lo ganó, con relativa facilidad, con lo que asestaba un golpe psicológico a su rival. Aunque en el cuarto set los síntomas de cansancio del balear eran evidentes, logró ganar sus servicios con gran trabajo, y romper el de Djokovic.
Este título hace el décimocuarto Grand Slam, con lo que empata con Pete Sampras, en número de grandes títulos conquistados. Al final del encuentro el español se mostró ante las cámaras con lágrimas en los ojos, fue una dura victoria, que le valía seguir portando el número 1 mundial, y ante su máximo rival, Djokovic, el serbio le había ganado en los cuatro últimos enfrentamientos. Por su parte, el serbio se marchó apenado, pues una vez más ha perdido el trofeo francés, que es el único, de los cuatro, Grand Slam que le falta.
Además es el quinto Roland Garros que gana de manera consecutiva. Se queda a, tan solo 3 títulos del récord absoluto de Roger Federer, el suizo ha ganado 17 grandes títulos.
En categoría femenina, en la jornada de ayer, María Sharapova le ganó la gran final a la rumana Simona Halep, por 6-4, 6-7 y 6-4 en más de tres horas. Para la rusa supone su quinto Grand Slam.