Ha comenzado el esperado Mundial de fútbol de Sudáfrica 2010, y la  primera jornada nos ha traído un doble empate en el grupo A.
La ceremonia de inauguración ha sido muy colorista y vistosa, aunque no espectacular, se nos ha hecho algo corta, pero fue un buen comienzo para un evento de esta importancia. Gracias a la ayuda de cientos de figurantes se formó la figura del continente africano con telas, había un escarabajo gigante, con balones naranjas (mostrándolos y ocultándolos) se iban formando los nombres de los 32 países participantes, también se realizó una demostración de acrobacias aéreas sobre el estadio Soccer City.
La nota amarga fue la ausencia, a esta fiesta inaugural, de Nelson Mandela por el fallecimiento de su bisnieta en accidente de tráfico.
En el primer partido Sudáfrica y México empataban a uno. Los africanos han dado espectáculo extradeportivo, son muy peculiares. Saltan al campo bailando, en plan bailo un poco, quito un poco de tensión, y de paso caliento. Antes del pitido inicial se reunen en círculo en el centro del campo, y encima de la cabeza de uno de sus delanteros, que está agachado, unen sus manos para dar su grito de ánimo. Y al anotar su gol se van a la banda para realizar una coreografía, tipo “la macarena”.
Al comienzo del partido México perdonó, tenían dominado al contrario pero no supieron finalizar varias ocasiones claras de gol. Pero a los 10 minutos de la segunda parte los sudafricanos no perdonaron, y Tshabalala se convirtió en el primer goleador del mundial. Pero al poco tiempo, en un clamoroso fallo defensivo, Sudáfrica quiso provocar el fuera de juego, y lo que consiguieron fue dejar sólo al barcelonista Márquez ante el portero, para batirlo con facilidad. Todavía los anfitriones estrellaron un balón en el poste mexicano en el último minuto de juego.
En el otro partido empataban también, pero esta vez 0-0, Uruguay y Francia, en un partido en el que dejaron al público indiferente. Se esperaba mucho más de dos campeonas del mundo, pero creo que hay mucho temor a perder el primer partido del grupo. Las fuerzas estaban igualadas, pero tras la expulsión de un impetuoso Álvaro Pereira, por doble amarilla, Uruguay se fue un poco más hacia atrás, pero los franceses no consiguieron crear oportunidades claras de gol. 
El sábado tenemos 3 partidos: comienza el grupo B con el Argentina-Nigeria y Corea del Sur-Grecia, y arranca el grupo C con Inglaterra-Estados Unidos.