foto:as

España está rozando el cielo, está haciendo historia, y todos nosotros somos unos afortunados por poder vivir lo que durante muchos años atrás se había soñado. La selección de fútbol, el mejor equipo de Europa, ha vencido a Alemania, 1-0, y jugará la final para poder ser el mejor equipo del mundo.
Vencimos a Alemania en la final de la Eurocopa, y lo volvimos a hacer en las semifinales del Mundial, y en las dos ocasiones salían los germanos como favoritos. Han sido campeones del mundo en tres ocasiones, y habían disputado 12 veces unas semifinales, España era la primera vez que se encontraba en esta situación.
Escribía en el artículo anterior que con Alemania iba a ser un partido diferente, que los dos equipos saldrían al ataque, que sería un partido abierto, felizmente, me equivoqué. Como los rivales anteriores de España, éstos también siguieron tres reglas: disciplina, orden y respeto hacia nuestra selección. Los alemanes jugaron atrás a esperar a España, y sorprenderlos, como a Argentina, con rápidas contras. Pero allí estaban Piqué, Busquets,… y como decía el seleccionador alemán, teníamos a varios “mesis”, Villa, Iniesta, Xavi…, bueno, todos estuvieron a un alto nivel, y volvieron a ser los dueños del balón.
Cuando vi en la alineación inicial a Pedro, pensé que Del Bosque se equivocaba, creo que es el sexto partido que el canario juega con la roja, y volví a fallar. El jugador del Barça hizo un gran partido, jugando con chispa y muy atrevido, haciendo regates delante de los largos alemanes, con gran movilidad, presionó durante todo el tiempo que estuvo en el campo. Apenas un lunar negro, cuando hacia el final del partido, no le pasó el balón a Torres que sólo tendría que empujarla dentro de la portería y sentenciar el partido.
Pero el que lanzó a la gloria a España fue Puyol, cuando en un saque de esquina ejecutado por Xavi (elegido mejor jugador del partido) vino desde varios metros atrás, empujado por todos los españoles que estábamos gritando, y con su 1,78 m., cabeceó con toda su alma a Jabulani, lejos de Neuer. Increíble gol de España en un córner, cuando siempre los sacan en corto, para iniciar jugada.
Ya no nos conformamos con estar en la final, queremos ganarla. Queremos que el 11 de julio, en Johannesburgo, ante Holanda, España no roce el cielo, queremos entrar en él.
Nunca pongo música en mi blog, pero en esta ocasión hice una excepción.

 Caricatura gentileza de Xurxo.