El piloto alemán, y actual campeón, Sebastián Vettel ha comenzado la temporada a lo grande, ha vencido en el GP de Australia. Después de dominar la clasificación del sábado, se impuso con un clara superioridad a sus adversarios. Estos rivales fueron Lewis Hamilton y Vitaly Petrov, el británico de McLaren estuvo cerca del de Red Bull al comienzo, pero terminó a 22 segundos. Al podio, subió por vez primera, el ruso Petrov de Ranault, que fue otro que ha repetido la historia del último premio en Abu Dhabi de la temporada pasada, al colocarse por delante de Fernando Alonso, privándole al español de subir un puesto más, quedando éste de cuarto. Alonso tuvo una mala salida, bajando hasta la novena posición.
El otro Red Bull, Mark Webber, terminó quinto, por delante de Jenson Button (McLaren), pero los dos lejos de los puestos de honor.
Los pilotos de Sauber, el mexicano Sergio Pérez y el japonés Kamui Kobayashi, hicieron la carrera de su vida al finalizar séptimo y octavo, pero esta alegría les duró poco. Fueron descalificados por la FIA, pues los alerones traseros de sus monoplazas no cumplían con las medidas reglamentarias. Esto ha propiciado la subida del resto de participantes dos puestos más arriba.