Buenas noticias llegan desde Australia, después de unas calificaciones un poco accidentadas, hubo que aplazar la Q2 y la Q3 por la lluvia, el español Fernando Alonso consiguió un meritorio segundo puesto. En el circuito de Albert Park, Kimi Raikkonen protagonizó una gran remontada desde la séptima plaza, puesto en el que salía, hasta cabeza de carrera, gestionando muy bien el desgaste de sus neumáticos. Alonso también remontó desde la quinta plaza, y la sorpresa la dio el gran favorito, Sebastian Vettel, que saliendo desde la pole se tuvo que conformar “solo” con subir al tercer peldaño del podium.
La guerra, además de estar en el circuito, estaba en los boxes, en la estrategia de equipo. Raikkonen logró dar 25 vueltas con sus ruedas duras, mientras que otros ya paraban en la 19, esto le valió hacer una parada menos que sus rivales y ganar en Melbourne. Kimi terminó haciendo la vuelta rápida. Alonso superaba a Vettel y a su compañero Massa, pero el finlandés estaba a unos 10 segundos. El brasileño Massa entraba cuarto, Hamilton quinto y Webber sexto. Decepcionaron los McLaren, en donde Jenson Button solo fue 9º y Sergio Pérez 11º. Adrián Sutil, del Force Indian, que lideró la carrera durante varias vueltas se fue a la séptima plaza, tras dejar los neumáticos superblandos para el final de carrera.