Salón del vehículo de ocasión

La crisis económica ha fomentado el cierre de numerosos establecimientos que antes de sus inicios gozaban de obtener beneficios que al menos les diera para sobrevivir. Varios años después, son todavía muchos los negocios en quiebra y con ellos, los trabajadores sin recursos. Sin embargo, no todos los sectores se han visto igualmente afectados, pues si hay uno que se ha beneficiado claramente de los efectos de la crisis ese es el de las industrias automovilísticas.

El mercado de los coches de ocasión o de segunda mano concretamente es uno de los que mayor crecimiento ha obtenido durante los últimos años. Así, páginas donde se venden este tipo de coches han conseguido hacer frente a una delicada situación de la que han salido no solo ilesos sino además con firmes ingresos.

No es de extrañar con ello que los concesionarios de coches de ocasión como el que mencionábamos con anterioridad hayan logrado tal auge cuando precisamente con la crisis lo que se busca es satisfacer las demandas de una sociedad cuyas necesidades han cambiado: mientras antes buscábamos la renovación, lo nuevo (porque podíamos permitírnoslo) ahora se busca tener al menos la oportunidad de comprar un vehículo con el que desplazarnos.