campeón de Copa
El FC Barcelona se ha proclamado campeón de Copa, la del Rey, al vencer en la final al Atletic de Bilbao por 1-3, en el Camp Nou.

El Barça ya tiene el doblete, después de hacerse con la Liga, ha derrotado al Atletic en la gran final. Y el sábado próximo, en Berlín, le espera la oportunidad de lograr un triplete, el último escollo de la Champions League será la Juventus de Turín. Luis Enrique tiene a su alcance rememorar los tripletes de la época de Guardiola.

Uno de los momentos más esperados del partido, no era para ver el fútbol, si no para escuchar el himno de España. Y ocurrió lo esperado, una gran pitada de todo el campo, tanto de los vascos del atletic como de los catalanes del barça. Y eso pasa cuando se mezcla la política con el fútbol, así que nadie se eche las manos a la cabeza. No hay que olvidar que esta competición es la heredera de la Copa del Generalísimo, en la época de la dictadura, y lo que hicieron fue cambiar el nombre por la copa del Rey, cuando la denominación podría haber sido La Copa, y punto. No ayudó ver en el palco, al Rey, cuando la honorabilidad de la familia real está en entredicho, y menos aún cuando a su lado estaba el ministro Wert, atacado por todos los grupos sociales, a excepción de su partido.

Vimos un entretenido partido, con un principio muy igualado y de buen juego. Pero poco a poco los leones fueron perdiendo fuelle, y tuvieron que rendirse a las genialidades del mejor jugador del mundo, Messi. Una espectacurlar jugada del argentino dió lugar al primer gol azulgrana, dribló a todo áquel que se le puso delante y logró un inolvidable tanto. El segundo lo hizo el brasileño Neymar. Con el 0-2 todavía el atletic soñaba con meterse en la final, pero no lograban materializar en gol las jugadas de peligro. La sentencia la dictó Messi con su segundo gol, con lo que hacía el 0-3 a pesar de las magníficas intervenciones de Herrerín.

La táctica de Valverde, colocando a Balenziaga pegado a Messi y persiguiéndolo por todo el campo, no fue suficiente. A pesar de que el de Bilbao hizo una gran defensa sobre Leo, sin entradas feas ni violentas. El gol de Williams dejó el marcador en un 1-3, con los catalanes eufóricos, y los vascos derrotados y muy bajos de moral tras su tercera final consecutiva perdida.

El partido fue jugado con una gran deportividad, vista tanto en las gradas como en el campo de fútbol, tan solo una mancha negra. Con el partido prácticamente terminado a Neymar solo se le ocurre hacer “una lambretta”, pasar el balón por encima de su defensa levantándolo por su espalda impulsándolo con sus dos pies, el Atletic casi se lo come. Los rojiblancos indignados por la falta de respeto, pues le echaban en cara que eso lo hiciera cuando iba el marcador con empate y al principio de partido. Y el brasileño comentando al final del partido que era su forma de jugar.