El rendimiento de Cristiano

Hace escasos días que Cristiano fue galardonado con el trofeo de Pichichi como mayor goleador en la Liga 2014-2015, con nada menos que 48 goles en 35 partidos. Uno de los mayores motivos por los cuales los aficionados deciden alojarse en alguno de los hoteles en Madrid de Expedia para recibir a su futbolista favorito entre vítores y aplausos.  No obstante, aunque cuenta con un pasado de oro, ahora su nombre está en entredicho por un presente irregular y pobre, una de sus peores actuaciones fue en el reciente partido ante el Granada. Frente a este equipo, Cristiano hizo bien poco, actuaba intermitentemente, no buscaba el balón y sus demarcaciones fueron escasas y al segundo palo. Sin velocidad y sin apenas entrar en juego. Incluso David Lombán le batió en un sprint en corto para quitarle un pase largo de Modric bastante medido.

Si por algo se ha reconocido a Cristiano, es por su alta eficiencia en remates, la más elevada hasta este curso. No ha sido hasta hace poco cuando sus disparos han ido menguando progresivamente hasta aproximarse a las cifras de cualquier jugador. Concretamente en el partido contra el Granada, no remató ni una sola vez entre los tres palos, únicamente realizó tres tiros y los tres fuera.

Algo le pasa a la máquina de marcar goles de Cristiano y el Madrid lo está pagando.

Algunas veces, en privado, Rafa Benítez suele aclarar que una de las causas por la cual su proyecto en el Madrid no acabó en buen puerto, fue en parte por el bajo rendimiento que Cristiano efectuó entre el año 2009 y 2015. El técnico madrileño relata que sólo hay que hacer una rápida comparativa con los equipos contra los que había marcado goles para ver el descenso de rendimiento, estos son; tres al celta, dos al Atlético, dos al Sevilla, uno al Valencia, Barcelona, Liverpool y Valencia. En esta temporada sin embargo, de todos estos contrincantes, únicamente ha marcado un gol contra el Celta en Balaídos. También ha marcado otros goles, pero contra rivales que no representan ninguna amenaza como competidores, aunque sí le vienen bien para inflar un poco sus estadísticas, equipos como el Espanyol (ocho goles), Malmoe (siete goles) o el Shakhtar (cinco).

Parece que el futuro de Cristiano en el Madrid es bastante incierto, a juzgar por sus declaraciones “Me quedan un par de años aquí, y el futuro ya se verá”, dijo al recibir el Pichichi. “Es el contrato que tengo”. Al Madrid sólo le queda un opción, esperar y poner su fé en otros jugadores como Modric, autor del último gol triunfal.