El Chelsea se ha proclamado campeón de Europa al vencer en la final de la Champions League al Bayern de Munich, en el propio campo del club alemán. La victoria se consiguió en la tanda de penaltis.
El Bayern de Munich, como claro favorito, por su juego y por jugar en casa, salió claramente al ataque. Las internadas por las bandas de Ribery y de Robben se traducían en peligrosas ocasiones de gol, y en multiples saques de esquina a favor de los germanos. Los ingleses, al igual que contra el Barcelona en semifinales, demostraban una defensa muy eficaz, y esperaban un milagroso contraataque, ayudados en su portería por un gran Cech. Pero a falta de 7 minutos para el final, Müller de un cabezazo parecía sentenciar la final.
Pero a dos minutos del final llegó el momento estelar del protagonista del partido, elegido mejor jugador, el marfileño Didier Drogba. También de un remate de cabeza, del único corner sacado por el Chelsea, el Bayer realizó 17 saques de esquina, Drogba clavaba el balón al fondo de las mallas de la portería de Neuer. Durante la prórroga, Drogba también se hizo ver, pero ahora negativamente, realizaba un penalti en su propia área, aunque Robben lo fallaba.
Llegaron los penaltis, y los de Chelsea ganaron por 4-3, consiguiendo el último gol, como no, Drogba. Con esto los “blues” de Ibramovic pasaban a la historia al conquistar su primera Copa de Europa.
Es el año olímpico de Londres-2012, y un equipo londinense logra el título de mejor de Europa. Hace 20 años, en España se vivía el mismo acontecimiento, el F.C. Barcelona lograba la copa de Europa, y posteriormente se celebraban los Juegos Olímpicos en esa ciudad.