El 27 de julio, por la noche, tuvo lugar la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Quizás el momento más esperado fue el encendido de la llama del pebetero olímpico, la gente esperaba con ansiedad descubrir la forma elegida para proceder al encendido, y quien sería el protagonista.
David Beckham fue el encargado de traer hasta las cercanías del estadio, en barca y a través del Támesis, la antorcha olímpica. En el embarcadero se la cedió al remero Steve Redgrave, éste, después de entrar en el estadio, se la cedió a 7 jóvenes atletas británicos, el futuro del deporte, que fueron los que encendieron el pebetero. Dicho pebetero se componía de 204 “pétalos”, que uno a uno los habían traído cada país participante en los juegos, lo portaba un voluntario al lado del abanderado de cada país.
La ceremonia de inauguración estuvo llena de referencias a la literatura juvenil, al cine, y repleta de música durante todo el tiempo. Destacaron las actuaciones en directo de Mike Olfield, Paul McCartney y Vangelis.
El ciclista británico, Brandley Wiggins, reciente campeón del Tour de Francia, abrió el acto de inauguración con el toque de una campana.
Aquí os dejo el vídeo con el momento del encendido del pebetero olímpico: