Lunes, 21 a las 20:30 horas es la primera final del mundial para España, se enfreta a Honduras. Acaba de empezar la competición pero así son las cosas, la derrota ante Suiza por 0-1, ha dejado a los españoles contra las cuerdas y sin margen de fallo. Arbitrará el colegiado japonés Yuichi Nishimura. Está prevista una temperatura de 1 grado bajo cero en Johannesburgo a la hora del encuentro.

Al seleccionador Vicente Del Bosque le están lloviendo críticas por todos los lados. Incluso ya se oyen frases como “menos tiqui-taca y más goles”. Un sistema de juego, del que hace pocos días nadie tenía dudas,  y que llevó a España a ser la mejor de Europa, ya no se ve con los mismos ojos. Xabi Alonso y Cesc Fábregas tienen razón: “Hay que mantenerse fiel a nuestro estilo. Si morimos, lo haremos con nuestras ideas, no haciendo cosas raras”. Hasta se pide el cambio del portero titular indiscutible Casillas, criticado por su rendimiento y relaciones sentimentales. Todo esto ayudado por el buen momento de forma de Víctor Valdés.
Si el técnico no realiza cambios con respecto al anterior partido será criticado, y si los realiza también, por no tener un sistema claro de juego. Es casi seguro que Cesc va a salir de principio en lugar de Sergio Busquets, e incluso Fernando Torres podría salir de principio, quedando Silva fuera, si Iniesta se da recuperado del golpe sufrido contra los suizos.
En una competición de alto nivel como un mundial puede darse cualquier resultado. Hay selecciones poderosas como Inglaterra, con 2 empates con equipos inferiores, o Francia con un empate y una derrota, y su delantero Anelka expulsado de la concentración por insultos graves al entrenador, Domenech, en el descanso del partido ante México. Tenemos ahí, también, a Alemania, que ha pasado de ser la número 1 al vencer 4-0 a Australia, a caer 0-1 contra Serbia.
Echando un vistazo a las estadísticas, en 11 aspectos analizados en los partidos jugados hasta ahora, España está en la cabeza en 9 de ellos, posesión, pases con éxito, regates, centros al área, córners….Contra Suiza de 55 minutos de juego efectivo, España tuvo la posesión del balón 41 minutos. Sólo falta que dominemos en el apartado de los goles.

 Foto:Marca