El Real Madrid ha sido el campeón de la Copa del Rey al derrotar al F.C. Barcelona por 0-1, con un gol de Cristiano Ronaldo en la primera parte de la prórroga.

En los 90 minutos reglamentarios cada equipo se ha llevado una de las partes. La primera para el Madrid, presionando muchísimo, no dejando jugar al contrario y creando oportunidades, como el balón cabeceado por Pepe al poste en el minuto 43. La segunda parte fue para el Barça, mucho mejor que en el comienzo del partido, jugando como sabe, y con varias oportunidades de gol, como la de Pedro que llevó el balón a la red de Casillas, pero había sido en fuera de juego. Fue en el minuto 69, justo después de esta jugada Özil abandona el partido, entrando en su lugar Adebayor.
El árbitro Undiano Mallenco, ha estado bien, a pesar de que los jugadores no se lo pusieron fácil, sobre todo en el primer tiempo, cuando protestaban cualquier decisión del colegiado. Mourinho no se quejará en esta ocasión, pues pudo haber jugado el partido con 10 jugadores, si el árbitro hubiera expulsado a Arbeloa en el minuto 28, cuando en el suelo le lanza un codazo a Villa, fallando este golpe, al levantarse le pisa una pierna. No se señaló nada.

En la primera parte de la prórroga el Barcelona siguió desarrollando su fútbol, pero las grandes ocasiones fueron para el Madrid. En el minuto 7 C. Ronaldo avisaba lanzando el balón rozando uno de los postes, ante un pase magistral de Xabi Alonso. Y en el minuto 12 el portugués conseguía el gol de cabeza, también, luego de un gran pase de Di María.

En los últimos 15 minutos del partido, más de lo mismo, dominio infructuoso del Barça. Incluso Cristiano Ronaldo dispuso de otra gran oportunidad, y hubo tiempo para que Di María viera la segunda tarjeta amarilla, y tuviera que abandonar el campo, era ya el minuto 120.

En este duelo de titanes cualquiera de los dos pudo haberse llevado la Copa, y al final ésta ha sido para el Real Madrid.

Fotos: AFP